lunes, 12 de diciembre de 2011

Posicionamiento sobre el alcance contable en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan

Majo ocultó el escándalo, al menos, dos años

Faltan más de 25.000 euros en el Ayuntamiento y solo se entiende porque Majo facilitó la estructura de oportunidad de corrupción

Fue el 21 de agosto de 2009 cuando la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan, que preside Martínez Majo, tomó conocimiento del mal funcionamiento de la gestión y recaudación del servicio de aguas. En una reunión posterior del citado organismo, concretamente el 24 de noviembre de 2009, se debatió acerca del informe sobre el expediente informativo que el mismo órgano encargó y que ya en esa fecha determinó que no se habían ingresado los importes correspondientes a unas 140 altas de agua, cuya cuantía ascendía a más de 23.000 euros.


Lo paradójico del asunto es que el regidor coyantino saca pecho frecuentemente asegurando sin rubor que nuestro Ayuntamiento es el mejor gestionado de España, algo incompatible con el asunto que nos ocupa y que, como desveló públicamente en el transcurso de la sesión plenaria de septiembre de este año, había acordado llevarlo discretamente junto a Ignacio Alonso Pérez, actual portavoz del grupo político MASS.

Asimismo dice ahora que su actuación ha sido en todo momento responsable, algo que también choca con el hecho de que durante 5 años no se entererara o no quisiera enterarse de que estaban sustrayendo dinero de la Casa Consistorial de la que él ha sido y es el máximo responsable de todo lo que en ella acontece.

Desde nuestro punto de vista, el obsoleto sistema de recaudación empleado (es por ello que en nuestro programa electoral contemplábamos la eliminación de los cobros en efectivo del Ayuntamiento, incluyendo la supresión de las tasas inferiores a 3 euros para evitar que el dinero siga rodando fisicamente por el Ayuntamiento), que es más propio de la Administración de otros siglos, es el que ha posibilitado el mantenimiento durante los 16 años que ha gobernado Martínez Majo la estructura de oportunidad de corrupción. Cualquier alcalde de la comarca, sea del Partido Popular, de la UPL o del PSOE podría enseñarle a Martínez Majo cómo se pueden cobrar todos y cada uno de los tributos sin hacerlo en ningún caso en efectivo.

No entendemos como existiendo la tecnología para practicar las autoliquidaciones correspondientes con las que los contribuyentes puedan abonar cómodamente en el banco sus tributos, se siga cobrando en mano los puestos del mercado. Tampoco entendemos como el sepulturero cobre los derechos de enterramiento como un complemento de su sueldo y al alcade le parezca normal que ese sea el modo de complementar su salario. Menos entendible es que, fruto de la incompetencia de Martínez Majo, en la piscina climatizada se cobren en mano las inscripciones a los cursos de natación y así sucesivamente.

Aunque, sin duda, lo más grave es que durante las pasadas ediciones del Pequecampa, campamento que se celebra para los más pequeños en verano, fuera directamente la exconcejala, y destacada miembro del PP en la zona, Rosana Pozo Muñiz, la encargada de cobrar en mano a los padres la inscripción, algo insólito en cualquier administración seria. Es por ello por lo que pediremos esta semana por escrito que se nos faciliten los expedientes donde estén reflajadas con el máximo detalle todas y cada una de las cuentas de todas las ediciones en las que se utilizó tan singular y lamentable procedimiento de cobro.

Queremos, en último término, hacer un reconocimiento al personal funcionario y laboral de nuestro Ayuntamiento, que han sacado adelante todos los asuntos del día a día obviando la estructura de oportunidad de corrupción que Martínez Majo les ha brindado y de la que él es el principal responsable político. Responsabilidad que más pronto que tarde deberá asumir.


Majo forjó un pacto de silencio sobre el alcance contable para no asumir su responsabilidad 

Acusó al actual Grupo Socialista en un pleno de denunciar este asunto a la ligera y vulnerar así un pacto de silencio en el que participó el actual portavoz del MASS, Ignacio Alonso 


Cansados de escuchar a Juan Martínez Majo, regidor de Valencia de Don Juan durante los últimos 16 años, decir que nuestro Ayuntamiento es el mejor gestionado y transparente de España, el pasado 28 de febrero, en nuestro cuaderno digital, denunciamos que el Tribunal de Cuentas tenía intervenido un área de gestión del Ayuntamiento, la relativa al cobro de la tasa de los enganches de agua. 

Posteriormente, en campaña electoral reiteramos nuestra exigencia de que el alcalde explicara al pueblo si, bajo su mandanto, se había producido o no un desfalco de más de 25.000 euros y le retamos a que nos desmintiera y gustosos y aliviados hubiéramos procedido a rectificar o que arrojara luz sobre el tema. La única respusta que obtuvimos fue, como se puede leer en la página web del PP de Valencia de Don Juan en el resumen de un mitin que protagonizó junto a Silván: "elevando el tono dejó claro que nuestro ayuntamiento no solo no está intervenido, como dice el candidato socialista, sino que es el mejor gestionado, el más eficaz y el más solvente de España". 

En la sesión plenaria del 30 de septiembre denunciamos al alcalde la existencia de un alcance contable y le animamos a que, como responsable último de todo cuanto sucede en el Ayuntamiento, asumiera las responsabilidades que le correspondieran y dejara de mirar hacia otro lado, y le preguntamos asimismo si había interferido ante la prensa provincial para mutilar un artículo de opinión que hacía referencia al escándalo que hoy sale a la luz en el Diario de León ("El Tribunal de Cuentas investiga si dos funcionarias se apropiaron de 25.336 euros", 1 de diciembre de 2011).

En la sesión plenaria de este pasado viernes reiteramos nuestras preguntas sobre este turbio asunto que se ha producido por la negligencia política de un alcalde que se ufana de ser un gran gestor y que ha permitido la estructura de oportunidad de corrupción con un sistema de cobro manual arcaico del que solo él es en último término responsable. 

De entre las respuestas obtenidas, siempre evasivas y siempre negando cualquier tipo de responsabilidad política en este asunto (ni siquiera en tanto que él es el responsable del personal funcionarial y laboral de la casa y el encargado de confeccionar y organizar las funciones de la plantilla), nos advirtió de nuestra irresponsabilidad al hablar públicamente de este tema puesto que había un pacto de silencio sobre el asunto que había acordado con el tránsfuga socialista, Ignacio Alonso Pérez, actual portavoz del MASS, que también miró para otro lado en este asunto. Asimismo, reconociendo ahora, y desdiciéndose de lo que dijo en campaña electoral, que se había producido un desfalco, nos invitó a informarmos de este tema en la Secretaría municipal. 

Juan Martínez Majo en tanto que alcalde debe asumir sus responsabilidades y no pretender ahora sumarse a la cabeza de la investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada