domingo, 21 de mayo de 2017

El Tribunal Superior de Justicia anula las retribuciones a Martínez Majo y sus concejales del PP

El PSOE pide al alcalde de Valencia de Don Juan que devuelva los 40.000 € que cobró irregularmente la legislatura pasada 

 El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en sentencia firme, ha determinado ilegal el sistema de retribuciones en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan que encubría dedicaciones para eludir el régimen de incompatibilidades y el alcalde y concejales del PP pudieran añadirse otros sueldos

El PSOE pide al alcalde de Valencia de Don Juan y presidente de la Diputación que devuelva a las arcas municipales los 40.000 euros que, según la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, cobró de forma irregular mediante un sistema de retribuciones ideado para eludir el régimen de incompatibilidades del alcalde y de los representantes del PP. Mediante este sistema, declarado nulo por el TSJ, Juan Martínez Majo cobraba mensualmente un plus por presidir la Junta de Coordinación de Concejalías Delegadas (de 350 €) y otro por presidir una Comisión Informativa (de 500 €).

El alcalde encubría dedicación exclusiva con asistencias
La reciente sentencia del TSJ obliga al Partido Popular de Valencia de Don Juan a cambiar el actual sistema retributivo que encubre dedicaciones con abultadas y desiguales cantidades por asistencias a órganos colegiados, permitiendo así que sus concejales, sorteando la ley, puedan añadir y acumular otros salarios o prestaciones sin ningún impedimento, sistema ideado personalmente por Juan Martínez Majo y aplicado durante muchas legislaturas, ha sido tumbado judicialmente por la interposición de un Contencioso Administrativo por parte del PSOE de la localidad durante la legislatura pasada y cuya resolución definitiva exige por parte del tribunal la inmediata ejecución de la sentencia y la aprobación de un nuevo acuerdo que se ajuste a derecho.

Los socialistas piden ahora que el Partido Popular explique a los ciudadanos cuánto ha costado al Ayuntamiento la defensa numantina y contra toda lógica jurídica que han hecho de estas retribuciones ilegales, ya que, entre otras acciones, encargaron un costosísimo informe jurídico externo inducido para justificarlas y recuerdan que, cuando denunciaron políticamente este asunto en 2012, Juan Martínez Majo amenazó y amedrentó al portavoz socialista exigiéndole su dimisión en una semana si no quería afrontar una querella por “injurias y calumnias”, querella que nunca se presentó, en lo que fue un intento de quitar de la circulación a la oposición.

"Los concejales socialistas en el Ayuntamiento piden al PP que diga a los ciudadanos cuánto dinero ha costado al Ayuntamiento la defensa de esas retribuciones ilegales"

Los socialistas exigen que se cumpla la ley como se cumple en el 99% de los Ayuntamientos y que el alcalde deje de engañar a los coyantinos cobrando 15.000 € al año de manera fraudulenta o a todos los leoneses cobrando 74.200 € con una dedicación exclusiva como Presidente de la Diputación, entre otros ingresos. Por último, los socialistas destacan que es imprescindible depurar las responsabilidades políticas derivadas de la sentencia, pero lo que es obvio, indican, es que Martínez Majo es el único y principal responsable y quien debe explicar y asumir las consecuencias que ha pagado el Ayuntamiento por su actuación irresponsable y egoísta.

sábado, 20 de mayo de 2017

El TSJCyL declara irregular el sistema de retribuciones

Revista de prensa:  La Nueva Crónica

"El TSJ declara irregular el sistema de cobros en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan"

Noticia publicada en La Nueva Crónica el 20 mayo de 2017
Texto íntegro de la noticia publicada por La Nueva Crónica:

"El TSJ declara irregular el sistema de cobros en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan Tribunales

El ordenamiento jurídico no contempla que aquel que preside una comisión informativa tenga que recibir más remuneración que el resto de asistentes

Han pasado ya más de tres años desde aquella rueda de prensa en la que Juan Martínez Majo, alcalde de Valencia de Don Juan, pidió la dimisión del concejal socialista Jorge Mateos. Lo hizo tras haber denunciado Mateos públicamente "un sistema de cobros irregulares" en el Ayuntamiento coyantino en lo referente a las retribuciones que recibe la corporación municipal por asistir a las comisiones informativas y juntas de coordinación. El asunto acabó en los juzgados y ahora ha sido el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) el que se ha pronunciado al respecto dictaminando que el ordenamiento jurídico no contempla que quien preside una comisión informativa reciba una indemnización distinta y superior al resto de asistentes.

El proceso ha sido largo hasta llegar a esta resolución. Hay que remontarse a diciembre de 2013, cuando el grupo socialista en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan denunció públicamente lo que ellos consideraban como "dedicaciones exclusivas encubiertas" del equipo de gobierno en el Consistorio coyantino. Tras aquello, el regidor Martínez Majo pidió la dimisión de Jorge Mateos y amenazó incluso con querellarse contra él por "injurias y calumnias". Llegó el momento de aprobar los presupuestos del año 2014 y el PSOE se opuso argumentando, entre otras cosas, su desacuerdo con el sistema de cobros por las asistencias. Una moción posterior presentada por los socialistas pretendía eliminar las remuneraciones diferenciadas por presidir la Junta de Coordinación de Concejalías Delegadas y las comisiones informativas pero no sirvió para cambiar esta situación y finalmente el PSOE acabó presentando contencioso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Este remitió el caso, por tratarse de administración local, al Juzgado Contencioso Administrativo número 3 de León. Lo que solicitaban los concejales socialistas era impugnar el acuerdo plenario que aprobaban los presupuestos de 2014 y sus bases en lo referente a las retribuciones por asistencia a las comisiones pero en esta primera fase del proceso dictaminaron que no había lugar a tal impugnación. Un recurso de apelación volvió a llevar el asunto al TSJCyL.

Ha sido éste el que en marzo de este año ha resuelto el asunto: "Anulamos el acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan de 20 de marzo de 2014 por el que se aprobó el presupuesto para el ejercicio 2014 y sus bases de ejecución, en cuanto se refiere a los apartados ‘B.2 Asistencia a Comisiones Informativas’ y ‘B.4 Asistencias a sesiones de Juntas de Coordinación de Concejalías Delegadas’ de la base decimoquinta de las bases de ejecución del presupuesto, en cuanto establece una indemnización distinta y superior –en la cuantía aprobada– por asistencias al Presidente que a los miembros de dichas Comisiones Informativas y Junta de Coordinación". El Ayuntamiento de Valencia de Don Juan, al recibir la sentencia, pidió una aclaración de la misma pero el TSJCyL resolvió diciendo que no hay lugar a ello y que declara nula toda la diferencia que cobra el presidente de una comisión con respecto a los vocales.


La sentencia recoge las bases que rigen el cobro por asistir a las comisiones informativas en Valencia de Don Juan y en ella contemplan que hay "una asignación de 100 euros por asistencias a cada una de las sesiones de las comisiones informativas" y que además "los presidentes de comisión percibirán 500 euros más por sesión". En el caso de la Junta de Coordinación de Concejalías Delegadas contemplan un cobro de 150 euros por asistente y 350 euros más para quien preside. El TSJCyL en su sentencia admite que presidir estos órganos colegiados implica mayor dedicación pero para ello indican la existencia de la figura de la dedicación parcial o exclusiva.

Ahora el Ayuntamiento tendrá que ejecutar esta sentencia y con ella en la mano todo indica a que tendrán que cambiar el sistema retributivo por asistencias que ha prevalecido hasta ahora y que el TSJCyL no da por válido."
Reacciones a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en La Nueva Crónica.

jueves, 11 de mayo de 2017

Sobre la polémica Ordenanza de convivencia

Los socialistas piden la retirada total y definitiva de la ordenanza de “convivencia”

La falta de medios para que se cumpla los 7 días de la semana supondrá que la ordenanza sea más un problema que una solución. 

El esperpento se ha culminado con un bando en el cual Martínez Majo pide a los vecinos aportaciones una vez aprobada inicialmente para enmendarse a sí mismo sin que aún haya sido publicada en el Boletín Oficial de la Provincia y se haya abierto el plazo de alegaciones

Bando municipal del Alcalde de Valencia de Don Juan dictado ayer mismo.

Los concejales socialistas no salen de su asombro al ver como el alcalde de la localidad, Juan Martínez Majo, emitió ayer un bando desautorizando la personalísima ordenanza de convivencia que ha elaborado José Jiménez, Teniente alcalde, y aprobada con el rodillo del partido de ambos, el Partido Popular, que ahora pide a los ciudadanos que enmienden una ordenanza aprobada inicialmente ya por el pleno con el voto en contra y las críticas de toda la oposición.

Los socialistas consideran disparatado todo lo relacionado con esta ordenanza, que ya intentó sacar adelante sin éxito José Jiménez la pasada legislatura “porque el Ayuntamiento no dispone de medios humanos para su eficaz cumplimiento, porque no hay servicio de policía local los 7 días de la semana y las oficinas están bajo mínimo de personal, por la decisión personal de Jiménez de provocar el caos en el Ayuntamiento a saber con qué intención, por lo que será imposible tramitar los expedientes sancionadores que deberían abrirse cuando se cometan las infracciones."
Los socialistas consideran la norma disparatada, innecesaria e ineficaz, metáfora perfecta de lo que está siendo el mandato de José Jiménez como 'coalcalde' de la localidad.
La ordenanza, añaden los socialistas, “en el fondo es absolutamente ridícula y, o bien es represora o bien es recaudatoria: se prohíbe uso de bicicletas en calles peatonales, jugar a la pelota en los parques, subir en bañador de la piscina y regula horarios como los de sacudir las alfombras, entre otras conductas cotidianas.” Para colmo, “las partes sensatas y necesarias de la misma, como las referidas a las terrazas o a la tenencia de animales de compañía, ya se encuentran reguladas en otras ordenanzas específicas que no se aplican porque el PP las redacta y aprueba de cara a la galería."

Los socialistas, por último, piden a Jiménez que reflexione sobre la desautorización pública y general que le ha hecho Martínez Majo a través de un bando y proponga la adopción en el próximo pleno ordinario de acuerdo que anule su aprobación inicial. Por último, los concejales socialistas piden a Jiménez que controle “sus arrebatos autoritarios y prepotentes” y le recuerdan que “con sus actitudes más propias de aprendiz de sheriff del condado de Alabama está creando muchísimos problemas en la gestión diaria dentro del Ayuntamiento, llevando a la institución al borde del colapso por su tosca manera de proceder.”

lunes, 1 de mayo de 2017

Manifiesto primero de mayo de 2017

Manifiesto Agrupación Socialista de Valencia de Don Juan. Primero de mayo, Día Internacional del Trabajo.

Otro año más nos volvemos a juntar trabajadores y socialistas de Valencia de Don Juan y de la comarca para conmemorar una fiesta transcendental e icónica para todo el movimiento obrero, para el socialismo, para los trabajadores, para la larga lucha sindical que dignificó las condiciones laborales de la clase social más humilde, a la que pertenecieron, y pertenecen, los desposeídos, los desheredados, los que no pueden perder ya nada en este mundo porque lo han perdido ya todo.

Recordad que no hace tanto de aquellos tiempos en que el analfabetismo era la norma, los niños trabajaban, las familias vivían hacinadas, no existía la cobertura por desempleo, los trabajadores se agolpaban en las fábricas y los empresarios aprovechaban el exceso de demanda para bajar el precio de los salarios. Las vacaciones, el derecho al descanso, la jornada laboral de 8 horas, los derechos de huelga, de afiliación de expresión son derechos que se consiguieron fruto de la lucha obrera, de la presión sindical, de las políticas de los partidos de izquierdas que lograron hacer que el equilibrio entre el capital y el trabajo forjara lo que conocimos en Europa como el Estado de bienestar del que nos sentimos orgullosos, el Estado de bienestar que no se puede concebir sin la aportación del socialismo democrático.

Y decimos que no hace tanto de esta situación porque llevamos unos años denunciando su desmantelamiento y este año más si cabe debemos hacerlo: con los sustos de Holanda y de Francia, con una extrema derecha fuerte y en ascenso, con la tragedia de Donald Trump en la presidencia de los EEUU, que quiere desmantelar el intento de Obama de crear una sanidad pública y que ya ha anunciado una bajada de impuestos para los más ricos y para las grandes empresas, con una Unión Europea política que no acaba de poner coto y gobernar la globalización económica: se ensanchan las desigualdades entre los países del norte y los del sur, y dentro de los Estados se incrementa la diferencia entre los más ricos y los más pobres de la sociedad.

Actualmente, estamos recogiendo los frutos más crudos de toda esta deriva neoliberal: Cada vez más precariedad laboral, más recortes salariales, más desigualdad entre hombres y mujeres, menos derechos laborales, cada vez más paro y explotación juvenil, reducciones en las pensiones y un largo etcétera que nos hace conscientes de cómo nos están arrebatando la dignidad de clase que tanto les costó conquistar a nuestros abuelos.

Cierto es que estamos yendo hacia atrás, por lo que no nos cansaremos de recordar que tanto la Constitución Española como las normas europeas establecen una serie de derechos sociales básicos y uno de ellos lo consideramos sagrado: el derecho al trabajo. Pero no a un trabajo cualquiera sino a un trabajo digno, estable, en condiciones que permita que cada ciudadano y cada ciudadana de este país puedan llevar a cabo su proyecto o idea de vida buena. El trabajo no puede ser nunca un privilegio, un lujo o un derecho.

La inédita situación política que está viviendo España con una fragmentación en el parlamento que permite la configuración de distintas mayorías y acuerdos está permitiendo que se pueda empezar a desmontar la brutal y salvaje reforma laboral del Partido Popular que supuso un ataque frontal a los derechos de los trabajadores en todos los frentes, cuestionando herramientas tan fundamentales para la solidaridad y dignidad colectiva como son los convenios colectivos.

Si el socialismo surgió para combatir las desigualdades y las injusticias, el socialismo tiene más futuro que nunca, pero ese futuro solo será viable si tenemos presente la lucha durante décadas de un movimiento que dignificó en el mundo la vida de las clases trabajadoras y que en España no se podría entender si no fuera porque un dos de mayo, hace 138 años, se fundaba el Partido Socialista Obrero Español, el mismo que hoy en día sigue defendiendo, con aciertos y errores como en toda obra humana o colectiva, valores como la justicia social, la dignidad personal, la igualdad o la libertad de todos los seres humanos.

En este día festivo y reivindicativo pedimos a las instituciones públicas que vuelquen todos sus esfuerzos a crear empleo, pero no un empleo cualquiera, sino de calidad, estable, que se recuperen los derechos laborales y sociales perdidos, que se combata la precariedad, la brecha salarial entre hombres y mujeres... Y sobre todo, que nunca nos falte la fuerza para seguir luchando unidos, para alzar la voz y caminar certeros y orgullosos hacia delante.

Por eso, por todo lo anteriormente manifestado, compañeros y compañeras un año más decimos:

Por un trabajo digno
Por la igualdad
Por la solidaridad y
Por la justicia social.

Que la lucha por los derechos que son de y para todos se mantenga más viva que nunca.

¡Feliz día del trabajo!