lunes, 27 de agosto de 2012

Majo, el alcalde-procurador

Majo valida sumisamente los ataques de la Junta al Sur de León 

Los dos últimos ejemplos: menor atención sanitaria y peor transporte público 

El pasado 14 de agosto conocimos a través de la prensa los planes de la Junta que, de llevarse a efecto, supondrían la reducción de dos médicos en Valencia de Don Juan, uno en Valderas, otro en Sahagún, etc. así hasta un total de 22 médicos y 17 enfermeras en la provincia, que se trasladarían a las áreas más pobladas, lo que supone un ataque sin precedentes a los habitantes del mundo rural, que verán como se merma la atención sanitaria que ya en la actualidad es bastante escasa.

Otro de los asuntos que preocupan a los ciudadanos y a sus representantes en los Ayuntamientos es la drástica de reducción de líneas y frecuencias de autobuses que los conectaban con la capital de la provincia. Si bien es cierto que algunas podrían suprimirse y racionalizar de ese modo el servicio, no es de recibo que en algunos municipios, como es el caso de Matadeón de los Oteros, sus vecinos solo puedan ir a León a las 15.40 h de la tarde y volver de León a las 18.30 h.

Sigilosamente, la Junta de Castilla y León ha ido retirando ayudas a los padres que llevaban a sus hijos a las guarderías, a las familias que tienen que cuidar a algún dependiente, a las personas que precisaban servicio de ayuda a domicilio -subiendo las tasas-, a los alumnos escuelas de música, etc.

 Desde el inicio de la legislatura, y con más motivo desde el 14 de agosto, estamos aguardando la protesta pública contra estas medidas de Juan Martínez Majo, máximo representante de la zona en el parlamento de Castilla y León, que se presentó a las Cortes prometiendo ser la voz del Sur y defender los intereses de sus habitantes.

Majo, como acostumbra, ha optado por ser sumiso con sus jefes y desleal con sus votantes y vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada