miércoles, 26 de diciembre de 2012

Majo, el antiRobin Hood

Majo recauda el impuesto revolucionario para la cena del PP 

Al contrario que Robin Hood: le quita el dinero a los pequeños comercios para sortearlos posteriormente en la cena del Partido Popular entre sus amigos

A los concejales del PSOE en la localidad nos parece un abuso de poder y un despropósito tiránico que Martínez Majo, al frente del PP de Valencia de Don Juan, pida donaciones a los comercios de la localidad para sortearlas en su cena de navidad, que, para más escarnio, celebra en un restaurante de Villamañán.

Desde el PSOE queremos recordar a los ciudadanos que cada mes los concejales Populares se embolsan para el funcionamiento de su grupo 875 euros, dinero más que suficiente para destinar una pequeña parte a tener unos detalles navideños con sus seguidores. A diferencia de lo que hacemos los socialistas en nuestra revista, Majo no da cuenta del destino de ese dinero, convirtiéndolo así en una suerte de fondos reservados.

Esta práctica de ir pidiendo la voluntad a los establecimientos es más propia del medievo, cuando había que tributar al Señor Feudal o pagar el diezmo a la Iglesia, y supone tácitamente una coacción a los autónomos que se ven entre la espada y la pared de quedar bien o hacer un desaire a Martínez Majo.

Prácticas de este estilo son aquellas donde se comprueba la capacidad de presión e influencia que un alcalde puede tener, por usar palabras propias de Martínez Majo; prácticas similares al tristemente famoso impuesto revolucionario, que, por otra parte, deberían estar más que superadas en una democracia avanzada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada