jueves, 12 de septiembre de 2013

Tribuna en el Diario de León, sobre regadíos en la provincia

Hablando seriamente sobre los regadíos de León

El pasado 7 de septiembre publicaba un artículo Guillermo García, Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, vertiendo groseras falsedades y realizando una apropiación indebida sobre la modernización de los regadíos leoneses y la transformación de Payuelos. El artículo, escrito para adular a la reciente e injustificada hija adoptiva de Valencia de Don Juan, es una muestra antológica de lo que en este periódico se ha bautizado como el “estado de la desfachatez”.

León es la provincia de toda España que más hectáreas agrícolas ha modernizado con riego presurizado (37.550 ejecutadas y programadas) y que más inversión ha recibido y tiene programada (aproximadamente 230 millones de euros), con un ahorro de agua de 110 hectómetros cúbicos y un incremento de la productividad agraria superior al 40%. Esto solo fue posible desde el año 2004, cuando el Gobierno de Zapatero decidió que la modernización del regadío fuera una prioridad para asegurar el futuro de nuestra agricultura. Hasta entonces el PP llevaba 17 años gobernando la comunidad sin que se hubiera presurizado el riego de una sola hectárea en León ni estuviera previsto porque las grandes comunidades de regantes no tenían interés o ya habían votado contra la modernización. El equipo de SEIASA, encabezado por el leonés Graciliano Palomo, llevó a cabo una intensa campaña de persuasión entre los regantes de nuestra provincia (a veces pueblo a pueblo), consiguió los fondos para invertir, redactó los proyectos, firmó convenios y finalmente ejecutó el 80% de las obras, mientras que la Junta realizaba el 20% restante. Puede comprobarlo el Delegado preguntando a los agricultores y, si le resulta demasiado trabajoso, desde su sillón solo tiene que escribir “modernización de regadíos” en la hemeroteca del Diario de León.

Sin embargo, algo va muy retrasado en la modernización de los regadíos leoneses: la reconcentración parcelaria que debía ejecutar la Junta de Castilla y León simultáneamente. Hay miles de hectáreas modernizadas desde hace años que los propietarios no pueden amueblar porque siguen esperando la parcela definitiva. Esa es una competencia exclusiva de la Junta, el retraso es de su exclusiva responsabilidad y el Sr. Delegado de la Junta debe explicarse ante los agricultores que quieren hechos y no propaganda.

En cuanto a Payuelos decir que solo con el Gobierno de Zapatero, y gracias también al empeño de Graciliano Palomo, se desbloqueó la situación. Dos ejemplos: Real Decreto 1520/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprobaba el “Plan General de Transformación de las áreas Centro y Cea, sectores VI al XXIV de la subzona de Payuelos” para 32.000 hectáreas. A continuación ya pudo retomarse el proyecto del Canal Bajo de Payuelos que fue adjudicado por Aguas del Duero en 33,3 millones de euros, publicado en el BOE del 21 de febrero de 2008, e iniciadas las obras con suma rapidez. ¿Recuerda, Sr. Delegado, qué gobierno había en esas dos fechas?

Hasta entonces los gobiernos de José María Aznar y de la Junta habían mantenido el proyecto paralizado durante años para desesperación de los agricultores. Según José Valín, entonces Consejero de Agricultura y ahora Presidente de la CHD, el problema eran los recursos contra el trazado del canal que interponía Antonio Fernández, arrendatario de La Mata del Moral, el mayor latifundio de León, propiedad de la Fundación Álvarez Carballo. Ciertamente, Antonio Fernández interponía recursos para seguir cazando, pero lo decisivo era su relación con Fraga (en la época impune de Naseiro y Javier de la Rosa) por la que alcanzó gran notoriedad en la prensa nacional a finales de 1999. De aquellas cacerías cerca de Mansilla vienen estas “bárcenas”.

El Gobierno de Aznar y la Junta de Castilla y León, satisfechos con la paralización de la mayor parte de Payuelos, llevaban a cabo el trasvase del agua de Riaño al Carrión, eso sí, con parada y fonda en Villalón de Campos, el pueblo de Valín, en el que han construido dos gigantescas balsas para regar miles de hectáreas sin ningún soporte legal. Todo este fraude a los leoneses se hizo además con la complicidad activa, pasiva y bilateral del entonces Presidente de la Comunidad de Regantes de Payuelos, Francisco Lupicinio Rodríguez, actual Vicepresidente de la Diputación Provincial, que finalmente tuvo que salir por la gatera cuando los agricultores se hartaron de tener en casa al enemigo que impedía regar las zonas del Esla con toda la infraestructura finalizada.

En resumen: a pesar de los aznares, los fernández, los valines y los lupis, el Canal Bajo de Payuelos se está acabando porque los socialistas lo iniciaron y lo sacaron del callejón sin salida en que el PP lo había metido mientras se llevaba el agua para Valladolid.     

Jorge Mateos Álvarez, portavoz del PSOE en Valencia de Don Juan, publicada en el Diario de León el 12 de septiembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada