martes, 7 de febrero de 2017

La política de personal en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan

El PSOE denuncia la caótica política de personal del Ayuntamiento que lo lleva al colapso
La semana pasada se publicó en el Boletín el acuerdo plenario de noviembre de la aprobación inicial de la ordenanza del Espacio Joven, lo que hará que el centro abierto a finales de 2015 no esté regulado hasta marzo de 2017
Los concejales socialistas en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan denuncian el estado de caos, casi de emergencia, que se vive en el Ayuntamiento con unos servicios administrativos diezmados que están llevando a la institución al borde del colapso.

La semana pasada se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia la aprobación inicial de la ordenanza reguladora del Espacio Joven, llevada a pleno a finales de noviembre. El centro, abierto en noviembre de 2015, no contará con su obligatorio reglamento hasta marzo, una situación que no se produce en ningún Ayuntamiento de España bien gestionado.

La situación, a juicio de los socialistas, deviene de 22 años de política personal arbitraria y errática, que lleva a Valencia de Don Juan a ser uno de los pocos Ayuntamientos de su población y presupuesto con menos funcionarios y sin la aprobación, por expresa decisión política, de un instrumento básico como es la Relación de Puestos de Trabajo. Es incomprensible que el también Presidente de la Diputación diga que lo que sirve en la institución provincial porque “lo exigen los ciudadanos y los tiempos políticos” en Valencia de Don Juan “no se aprobará” mientras él sea alcalde, como ha asegurado en reiteradas sesiones plenarias.
El Ayuntamiento no cuenta con una Relación de Puestos Trabajo, el convenio laboral firmado en 2008 caducó en 2012, los servicios administrativos apenas cuentan con funcionarios, entre otras anomalías que siguen enquistadas y pendientes de resolución 
La precariedad en las oficinas municipales se traslada a otros servicios, como la policía local, que está comprobando cómo el alcalde incumple su promesa de sacar una plaza más para poder dar un mejor servicio a la ciudadanía y no existe ninguna planificación para cuando uno de los actuales efectivos pase, próximamente, a segunda actividad.

Las condiciones del personal laboral del Ayuntamiento son aún peores, ya que están pendientes de una renovación del Convenio laboral que nunca llega. El vigente se empezó a aplicar el 1 de enero de 2008 y caducó el 1 de enero de 2012. Su precariedad laboral es llamativa si se compara con el resto de Ayuntamientos de la provincia de León.

Los socialistas, por último, recuerdan al concejal de personal que tiene media dedicación en el Ayuntamiento, cotizando a la Seguridad Social, y que debe empezar a asumir su responsabilidad política y tomar carta en todos estos asuntos que parece no querer afrontar y que en modo alguno son menores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada