miércoles, 1 de mayo de 2013

Manifiesto primero de mayo de 2013

Celebración primero de mayo de 2013 

Una vez más nos reunimos para celebrar el Día Internacional del Trabajo, un año duro, en el cual hemos superado en España la terrorífica cifra de 6 millones de desempleados, un año donde 2 millones de familias cuentan con todos sus miembros en paro y un año donde el alto desempleo juvenil está suponiendo una fuga de nuestros jóvenes, que están conociendo un exilio moderno. El desempleo de larga duración también se ceba en mujeres y hombres que por su mayor edad tienen escasas posibilidades de reincorporarse al mercado de trabajo en estas circunstancias. Y todo esto ocurre mientras el Partido Popular prometió falsamente a los españoles una bajada del desempleo en cuanto llegasen al Gobierno. Los mercados se estarán calmando, pero el más importante para las personas y para las familias, el laboral, lleva demasiado tiempo inmerso en una profunda depresión, y en Valencia de Don Juan estamos cerca de los 500 parados y en la comarca hay 1.700.

Tenemos motivos de sobra para no estar callados cuando el Estado de Bienestar por el que habéis luchado durante décadas para que muchos pudiéramos tener un presente mejor, ahora está triturado. El año pasado denunciábamos 'que estamos viviendo el más sistemático y generalizado ataque contra los derechos laborales y sociales desde que finalizara la Segunda Guerra Mundial' y que 'las políticas de austeridad y ajuste presupuestario y las llamadas reformas estructurales no traerían sino más paro y más pobreza'. Lamentamos que el tiempo haya confirmado nuestras aciagas previsiones.

En la jornada que hicimos los socialistas del sur de León contra los recortes en el medio rural denunciamos que la sanidad pública, ejemplo en el mundo de igualdad y universalidad, está en jaque; vimos cómo los colegios y la enseñanza pública se están devaluando deliberadamente y cómo la gente del campo no encuentra sino trabas para desarrollar su actividad por parte de los gobiernos del PP: menos servicios en nuestros pueblos, ligado a una destrucción de la actividad económica, conlleva condenar cualquier expectativa de futuro a sus habitantes.

Pedimos que se derogue la reaccionaria reforma laboral, que ha dado como fruto resultados inversos a los anunciados, por sus efectos lesivos para los trabajadores y por la involución que ha supuesto en aspectos esenciales del derecho del trabajo y su aprobación con el desprecio absoluto del valor del diálogo social. Pedimos que se cambie la orientación de las políticas en Europa, en España, en Castilla y León y en Valencia de Don Juan, porque no están los tiempos para pomposas inversiones y sí para dedicar todos los recursos en la gran tarea pendiente: la del empleo.

PORQUE ESTÁN ACABANDO CON TODO Y NO TIENEN LÍMITE
TRABAJO, DIGNIDAD, DERECHOS, LUCHA
MÁS EMPLEO, MENOS PRECARIEADAD! 
¡SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD!
¡POR LA IGUALDAD Y LOS DERECHOS SOCIALES!
¡MÁS INVERSIÓN Y MENOS RECORTES!
TRABAJO, DERECHOS, DIGNIDAD, LUCHA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada