miércoles, 28 de mayo de 2014

Triste fallecimiento del compañero Alberto

Alberto, el compañero, el amigo


No va a ser fácil hacerse a la idea de que no vamos a ver más a Alberto Pérez Ruiz en los sitios que frecuentaba: las asambleas, las tertulias con amigos y compañeros, las conferencias... Y no va a ser fácil porque hay vacíos como el que nuestro compañero deja que nadie podrá nunca ocupar.

Alberto fue uno de los actores principales en la transición en la zona sur de León, comprometiéndose activamente en la refundación del PSOE en Santa María del Páramo y encabezando la candidatura socialista en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan en las primeras elecciones democráticas, en 1979, en las cuales obtuvo mayoría absoluta.

Como alcalde de Valencia de Don Juan realizó una gestión donde las luces superaron con creces a las sombras que contiene toda obra humana, cimentando la democracia local en 1979 y tomando en 1995 las decisiones estratégicas más audaces que hicieron posible el crecimiento económico y demográfico en la década siguiente de su localidad, destacando sobre todas ellas la construcción del polígono industrial.

Alberto fue el Presidente de la Diputación con más sensibilidad hacia los pueblos y sus habitantes, y prueba de ello es el grato recuerdo que de él conservan quienes tuvieron la oportunidad de compartir la apasionante tarea de modernizar el medio rural durante los años que presidió la institución provincial.

Nunca abandonó su compromiso con las ideas de justicia social que inspiran el ideario del PSOE y la intensidad de su militancia era mayor cuando mayores eran las dificultades sociales que atravesaban los ciudadanos. También se acentuaba su activismo en momentos como el actual, donde la crisis política y moral se agudiza en nuestro país.

Preocupado hasta el final por el devenir de nuestra organización, llevaba luchando hace años internamente por mejorar su democracia así como los mecanismos de participación, considerando estas dos vías las únicas posibles para superar la difícil travesía del desierto que sufre el que hasta ahora es el partido de izquierdas más importante de España, su partido.

Alberto se hizo con el tiempo más sabio y prueba de ello es que no daba consejos que no le pedían y siempre le gustaba compartir sus inquietudes e iniciativas tanto con los suyos, con los que siempre había colaborado, como con los que le conocieron más tarde, sin guardar nunca rencor al adversario por grandes que fueran en su momento las diferencias.

Alberto siempre tendía su apoyo, su sonrisa y su cercanía a todo aquel que le escuchaba, que no éramos pocos. Siempre abierto a las personas humildes, siempre profundamente humano. A nadie deja indiferente esta pérdida, desde nuestra más profunda certeza de que León pierde a uno de sus mejores hijos, en este caso adoptivo, y de que estas líneas, o cualesquiera otras, siempre serán insuficientes para poner en valor al amigo y compañero Alberto Pérez Ruiz que hoy nos deja para siempre. Pero como dijo Orwell, “nada muere nunca”. Y más si cabe cuando el vacío es tan grande.

Hasta siempre, compañero.


Agrupación Socialista de Valencia de Don Juan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada