martes, 4 de noviembre de 2014

Conflicto de intereses

Majo tiene que escoger entre la defensa de sus intereses o los de la ciudadanía 

El Alcalde ha evidenciado con claridad que no es la persona más idónea para defender los intereses de sus compañeros y sus ciudadanos, porque colisionan con los suyos personales y patrimoniales 

La semana pasada ha quedado patente en el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan un serio conflicto de intereses del regidor coyantino, Juan Martínez Majo: los personales y patrimoniales por una parte, y los generales por otra, que afectan a todos los vecinos. 

La sorpresa ha sido cuando un cambio en la titularidad de la concesión de la Estación de autobuses ha motivado la abstención del Alcalde de participar del dictamen de la Comisión de Hacienda y el posterior acuerdo plenario, alegando que tiene “algo con ese señor.” 

Preguntado por los concejales socialistas en sesión plenaria por ese “algo”, el Teniente Alcalde, José Jiménez, contestó que lo único que pasaba es que “lleva los papeles en su gestoría y por eso no ha querido participar”, lo que abre una peligrosa espita que se cierne sobre los beneficios que para el Alcalde ha podido suponer ostentar un cargo público de especial relevancia en el municipio en lo que atañe a la concesión de todo tipo de licencias y autorizaciones. 

Los socialistas consideran que el alcalde ha evidenciado, después de 19 años, que sus intereses han colisionado, colisionan y colisionarán con su actividad privada, lo que supone una situación censurable tanto ética como estéticamente, preguntándose cómo puede defender los intereses generales un Alcalde que tiene “algo” con un concesionario del Ayuntamiento, porque la línea divisoria entre sus intereses personales y patrimoniales se ha diluido con la de los vecinos, a los cuales representa. 

Los socialistas lamentan que este proceder reiterado en el tiempo, y ahora resaltado por el propio Alcalde, hace que, junto a la personalísima política de personal, donde en las contrataciones no se respetan los principios de igualdad, mérito y capacidad, ni siquiera ya el de publicidad, y otras que viene practicando con mayor descaro en los últimos tiempos, ha convertido al Ayuntamiento de Valencia de Don Juan en una suerte de finca particular. 

Por último, los socialistas coyantinos sugieren a los militantes del Partido Popular en Valencia de Don Juan que promuevan una renovación de cara a las próximas elecciones municipales, puesto que el regidor coyantino, que también ha desempeñado durante 8 años relevantes funciones en la hoy cuestionada Diputación de León, ha mostrado con claridad que no es la persona más idónea para defender los intereses de sus compañeros y sus ciudadanos, porque colisionan con los suyos personales y patrimoniales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada