martes, 26 de abril de 2016

Cuando lo que se inunda en la Isla son millones de euros

Los socialistas lamentan los millones despilfarrados en la Isla y la obstinación de Majo en seguir ahogando allí el dinero de todos


El último disparate ha sido pulir 242.000 € en una cubierta “multiusos” que hasta Confederación paralizó la obra por no contar en su momento con la debida autorización, mientras se ha olvidado de reivindicar el Centro de Exposiciones que la Junta nos prometió en campaña electoral y que ni está ni se le espera

Los socialistas vuelven a censurar que se incrementen los costosos gastos y derroches que el Ayuntamiento ha realizado en la zona de la Isla ya que la ciudadanía comprueba indignada cómo se gestiona el dinero público.

Mirador de la Condesa y edificio multiusos. 
La obstinación de Martínez Majo en seguir despilfarrando dinero en la zona de la Isla para utilizarlo tres días al año para la Feria de Febrero y la orquesta Panorama (con toda la opacidad que hay en los contratos de ambos eventos: carpas, seguridad privada y fraccionamiento de importes para eludir la ley en el caso de la orquesta en el ojo del huracán de Hacienda), desviando del casco urbano el flujo de visitantes se revela cada año como un error.
El nuevo dispendio se suma a unos “lagos artificiales” que presentan un aspecto lamentable y es un refugio para batracios, un Mirador de la Condesa que es un monumento a la España del despilfarro y la chapuza y una zona polideportiva infrautilizada en la que estos días se pudo jugar al waterpolo 
El desacuerdo en gastar cantidades ingentes en la zona de la Isla es de fondo, porque los concejales socialistas creen que el Ayuntamiento debería concentrar todas sus actividades y eventos en el casco urbano, ya que redundaría de manera positiva en el comercio y el sector hostelero de la localidad, por lo que denunciaron recientemente que se estaba enterrando en una nueva nave multiusos 242.000 €.

Los socialistas recuerdan al alcalde su obligación moral de instalar equipamientos y programar eventos en el casco urbano porque son muchos los comercios que están remando todo el año para salir adelante y que deberían contar con un aliado en las decisiones del Ayuntamiento. Cuando el proyecto del complejo la Isla vio la luz hace años, Martínez Majo, en sesión plenaria, aseguró que el Mirador de la Condesa se iba a emplazar en una zona que no “tiene riesgos de inundación” y el Teniente Alcalde, haciendo gala de su habitual y desafortunada verborrea y campechanería, zanjó que solo sucesos extraordinarios que se producirían una vez cada 500 años podrían propiciar inundaciones.

Es interesante comprobar que, después de haber destinado a este complejo de la Isla cerca de 6 millones de euros para construir pistas deportivas -que nadie usa-, lagos artificiales -donde habitan las ranas-, otro millón en el edificio del Mirador de la Condesa y por penúltimo otros 242.000 euros en la primera fase de una nave multiusos, cada año nos encontramos con el mismo problema de las grandes avenidas del río Esla, la infrautilización de las instalaciones, pero ni un ápice de autocrítica por todo el dinero despilfarrado.
Aspecto que presentaba la semana pasada el complejo de la Isla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada