lunes, 14 de enero de 2013

Los recortes en el medio rural (II) / Educación

La educación pública en el punto de mira

Urbano Seco, alcalde de Gordoncillo, y Belén Pérez, concejala del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan, ambos maestros del colegio público Bernanrdino Pérez, explicaron cómo los recortes en Educación están orientados a la misma finalidad que los de Sanidad: la Educación como negocio. 

En apariencia, denunció Urbano, no está pasando nada en la educación, pero en realidad se está reduciendo en un 45% la contratación de interinos. Si hay alguna baja, tienen que cubrirla los compañeros. Como resultado de la reducción de especialistas en zonas donde la inmigración tiene impronta, como en nuestros pueblos del sur de León, los alumnos extranjeros, que tienen necesidades educativas especiales, no pueden recibir la necesaria atención, por lo que ya desde la base del sistema se están produciendo desigualdades.

Belén, Ceferino y Urbano
Urbano hizo una comparativa de las políticas de 0 a 3 años. Con el plan Educa 3, en Valencia de Don Juan, el Estado construyó un edificio de un millón de euros, financiado íntegramente con fondos públicos que, cuando se entrega al Ayuntamiento, este lo pone en manos de la gestión privada del centro. Jorge Mateos apostilló que esa gestión privada al Ayuntamiento le cuesta 45.000 euros al año al Ayuntamiento que tiene que destinar a compensar las pérdidas en la explotación de la concesión a la empresa. Urbano puso como ejemplo otras guarderías municipales que funcionan sin recursos de otras administraciones, como las de Gordoncillo y Villaquejida. Son modelos a ofrecer a la opinión pública. Pero nada se habla y se compara estos modelos: gestión pública y gestión privada.

Hay que estar convencidos de que detrás de todo esto hay una idea clarísima de hacer negocio con la Educación. Aquí, en Castilla y León, está pasando algo similar a lo de la Comunidad de Madrid, pero esto es una balsa de aceite. Si no se logra alertar a la población, en la próxima década se nos cierra el mundo rural paso a paso.

Belén quiso añadir que se puede acabar el estudiar en el mundo rural. Ya hubo problemas en el Instituto de Valencia de Don Juan este año con las asignaturas optativas, a los alumnos se les recomendaba ir a León, otros han tenido que hacer optativas a distancia y en otras ocasiones se les recomienda directamente ir a León a estudiar. Belén lleva 30 años dedicada a la enseñanza, y recuerda que en aquellos momentos cuando empezaba estaba resurgiendo la escuela pública, y se les mimó y se les cuidó, se les dotó de infraestructuras a los centros, y ahora mismo se las está dejando morir.

Matías Llorente, alcalde socialista de Cabreros del Río, por su parte añadió que existe un problema con las escuelas rurales. Los padres están sacando a sus hijos de estos centros para llevarlos a los centros comarcales. Se preguntó qué está pasando con el mantenimiento de los centros: limpieza, alumbrado, etc. que hay que pagarlo desde el Ayuntamiento sin recibir un euro para ello de subvenciones ni transferencias de otras administraciones.

Ceferino Revilla, alcalde de Santa Cristina de Valmadigal expuso cómo dos personas decidieron  traer desde Matallana hasta Valencia de Don Juan a sus hijos y por culpa de esas decisiones se ha cerrado la escuela rural en su municipio.

Miguel Ángel, alcalde de la UPL de Matadeón de los Oteros contó a los asistentes cómo él intentó abrir la escuela rural en Matadeón y fueron los inspectores de Valencia de Don Juan los primeros que le desaconsejaron y le animaron a descartar la idea.

Si al mundo rural se le condena a no tener ni escuelas, en el fondo se le está condenando a no tener futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada