lunes, 10 de octubre de 2011

Agradecimiento por la presentación del libro

"Me hubiera gustado hablar más de cómo encontramos nosotros el Ayuntamiento en 1979 (con muchas calles sin asfaltar y unas instalaciones de abastecimiento de agua y saneamineto casi tercermundistas) y de cuáles eran nuestras relaciones con la oposición."

Quiero agradecer desde aquí todas las muestras de apoyo y cariño que he recibido el pasado día 7 con motivo de la presentación de mi libro Recuerdos y reflexiones de un caminante que tuvo lugar en esa Casa de Cultura tan querida para todos los coyantinos y de una manera particular para los socialistas ya que fue uno de los primeros y principales frutos de nuestra gestión municipal allá por el año 1983. Me hubiera gustado recordar ese día aquellos tiempos ya lejanos en los que la democracia trajo a la vida política y social una ilusión y unas esperanzas que hoy se están perdiendo en mucha parte por culpa de unos políticos que parecen más preocupados de resolver sus problemas que los de aquellos que les han colocado en su puesto.
Fotografía de la primera corporación democrática en Valencia de Don Juan.


Me hubiera gustado extenderme un poco más y haber hablado de todos y cada uno de los que colaboraron en aquellos tiempos en la gestión socialista de 16 años de vida municipal. Allí estaba Pepe Guayo que fue teniente alcalde en el primer cuatrienio, estaba Roberto (con su mujer Aurita) que fue concejal en el segundo mandato y que inició las campañas de promoción turística e inventó el famoso slogan "Valencia de Don Juan. Conocernos es volver" que aparece en la página 349 del libro. Me hubiera gustado hablar de Indalecio, alcalde que fue durante parte de este segundo mandato y durante todo el tercero y a cuya viuda Rosa, que tanto le animó y le ayudó y a la que media hora antes de la presentación había visitado para dedicarle un ejemplar.

Allí estaba también Sarita, concejala de Cultura entre el 87 y el 91, con Lolo su marido. Otros no podían estar porque, como Indalecio, hace tiempo que nos dejaron como es el caso de Jesús, (sí que estaba Mari Luz) de Carlos y de Valentín. Y no dejaron de acompañarnos también algunos compañeros que solo pudieron trabajar en el Ayuntamiento desde la oposición (como Angelines, Antonio o Maxi) y saben mejor que nadie la contrariedad que supone aguantar los desprecios de unos gobernantes que confunden ganar unas elecciones con adquirir una casa en propiedad.

Me hubiera gustado hablar más de cómo encontramos nosotros el Ayuntamiento en 1979 con muchas calles sin asfaltar y unas instalaciones de abastecimiento de agua y saneamineto casi tercermundistas) y de cuáles eran nuestras relaciones con la oposición.

Mi agradecimiento a todos los compañeros de Valencia de Don Juan, de Matallana, Izagre, de Santa María y de León, a los presentadores y sobre todo a Jorge que hizo una magnífica exposición de lo que he pretendido con el libro y al grupo de los cinco compañeros que tenemos en el Ayuntamiento y que en poco tiempo ya están dando muestras de que hay mejores formas de hacer política que la que algunos han demostrado tanto en el gobierno como en la oposición.

Y termino repitiendo lo que ya he dicho en más de una ocasión: que uno de los objetivos al escribir el libro ha sido intentar demostrar que la política no consiste ni única ni principalmente en ganar elecciones y planificar el gasto de dinero público (a veces más que el gasto podíamos decir el despilfarro) con las miras puestas en ganar las siguientes, sino que además de hacer realizaciones bien planificadas, la política debe también consistir en el respeto a las normas, en buscar la cohesión social y fomentar la convivencia y eso no tiene nada que ver (por poner un par de ejemplos triviales pero significativos) con hacer la convocatoria de los plenos a la hora que más pueda perjudicar a los concejales de oposición en el caso de los maestros o contestar a estos en tono de burla y de mofa sin el más mínimo respeto que merece cualquier persona y más, si cabe, las que han sido también elegidas por los ciudadanos aunque hayan tenido la "osadía" de no votarles a ellos.

Alberto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada