miércoles, 10 de febrero de 2010

Nos oponemos al ATC en Tierra de Campos

Manifestación en Villalón de Campos

El cementerio nuclear no es saludable, ni económicamente eficiente, ni socialmente justo, ni medioambientalmente aceptable, sobre todo para las personas de la Comarca y para nuestros ecosistemas y tierras de cultivo. Pedimos al Gobierno de España, a la Comunidad de Castilla y León, a los Ayuntamientos de Santervás de Campos, de Melgar de Arriba y de Valladolid y alrededores, así como a las demás Instituciones Públicas que se desestime la propuesta de Santervás de Campos y Melgar de Arriba (Valladolid) como lugar para la instalación del Almacenamiento “Transitorio” Centralizado de Residuos Radiactivos, y del Centro Tecnológico Asociado de Experimentación Nuclear y que tome otro tipo de medidas necesarias para hacer frente a la desfavorable situación socio-económica de Tierra de Campos. 

Los residuos radiactivos de alta actividad son un producto muy peligroso, debido a su elevado potencial radiotóxico y a su alto nivel de radiactividad, que persiste durante cientos de miles de años. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que dirige Miguel Sebastián, reconoce en una de sus Ordenes ministeriales que: “Los municipios nuclearizados mantienen una marcada dependencia económica de las instalaciones nucleares, debido a la baja incidencia que las mismas han tenido en su desarrollo económico, al haber sido escasa su aplicación a la ejecución de proyectos de inversión que contribuyesen a la generación de economías alternativas”. 

Y ahora el ministro Sebastián quiere hacernos creer que el cementerio nuclear centralizado para los residuos radiactivos de alta actividad de las centrales nucleares (el llamado ATC, Almacén Temporal Centralizado) y su centro de experimentación nuclear asociado (con reactor nuclear incluido) van a traer desarrollo y prosperidad al municipio que lo albergue. El ATC traerá la muerte económica y social a la comarca donde se instale, ya que alejará cualquier posibilidad de llevar a cabo un desarrollo sano y sostenible en sus pueblos, y expondrá inevitablemente a las personas y al medio ambiente a graves e innecesarios riesgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada