domingo, 24 de febrero de 2008

Economía: motivos para creer

Pedro Solbes, entrevistado en La Vanguardia

El pasado domingo 17 de febrero, el Vicepresidente segundo del Gobierno de España y candidato número 2 del PSOE por Madrid, Pedro Solbes, analizaba la situación actual del país y las medidas que se adoptaron y se adoptarán para garantizar un mayor crecimiento económico:

"El vicepresidente económico, Pedro Solbes, se muestra relajado y optimista en su despacho oficial de la calle Alcalá. Está convencido de que el PSOE ganará las elecciones el 9 de marzo y sobre todo, que España no va a entrar en crisis. Da a entender que la economía se desacelerará en los próximos años hasta situarse en un punto por debajo de su potencial de crecimiento, situado en el 3,5%, y en un tiempo razonable (entre uno y dos años) se ajustará y volverá a crecer.

La percepción social es que la situación es bastante mala... Esa percepción está muy distorsionada por el proceso electoral que estamos viviendo. La oposición ha utilizado una serie de datos negativos para hacer daño y en algunos casos lo han conseguido. Pero resulta curioso comprobar cómo en las encuestas o en los estudios demoscópicos los encuestados piensan que la situación va mal y va a ir a peor, pero reconocen que a ellos les va bien y piensan que les irá mejor. Si esto lo contrastamos con los datos oficiales, se produce un curioso contraste.

Usted ha entonado un mea culpa por no haber previsto que la desaceleración ha sido más intensa, ¿se ha dado cuenta ahora?

Ese mea culpa que me atribuyen es otra distorsión de mis palabras. Nosotros veníamos previendo la desaceleración desde hace más de un año. Por esa razón ya en el mes de julio, cuando presentamos el cuadro macroeconómico para los presupuestos del 2008, situamos la previsión de crecimiento en el 3,3% a pesar de que en aquel momento la economía crecía un 4%. ¿Dónde está mi mea culpa? En que no habíamos previsto que el impacto de la crisis financiera internacional producido por las subprime sobre la economía española. Por eso es a partir de septiembre cuando rebajamos de nuevo el crecimiento al 3,1% para el presente ejercicio. Esta es nuestra previsión, aunque somos conscientes de que el consenso de mercado lo sitúa en el 2,5% frente a un potencial del 3,5%. (...)

¿Por qué se compromete a continuar como ministro de economía?

Digo que sí a Zapatero cuando me doy cuenta de que la situación económica se va a complicar y creo que mi obligación es mantenerme en mi sitio e intentar ayudar a afrontar los problemas.

¿Cree que un equipo económico encabezado por Solbes es más adecuado para enfrentarse a una hipotética crisis que otro encabezado por Pizarro?

Honestamente creo que sí. Yo entré a formar parte de la administración pública en 1968 y ya entonces viví las consecuencias del Plan de Estabilidad. A partir de ahí he sido como el perejil que está en todas las salsas. Me he tenido que enfrentar a situaciones más complicadas que la actual. Sin ir más lejos la que tuve que afrontar como titular de Economía (de 1992 a 1996), posteriormente como comisario europeo ocho años. Creo que tengo un plus superior a la experiencia que tiene en este terreno el señor Pizarro. Si se tratase de la gestión de la bolsa o de la CNMV, o incluso de cómo gestionar una empresa, sin duda él lo haría mejor.

¿Hasta qué punto las subprime han hecho de catalizador y han agudizado la crisis de la construcción?

La desaceleración de la economía española se ha producido básicamente por el agotamiento en el sector de la construcción. Posteriormente se ha extendido a otro sector como el inmobiliario, lo que de alguna manera explica los malos resultados del paro registrado en enero. Pero ahora estos datos no nos pueden hacer perder la perspectiva. En el último trimestre del 2007 la economía se ha acelerado en una décima en tasa intertrimestral. Hemos tenido un crecimiento medio del 3,8% y un crecimiento en el último trimestre del 3,5%. Si comparamos estos datos con los países de nuestro entorno difícilmente se puede mantener con un mínimo de solvencia que estamos en una situación de crisis. (...)

¿No contempla en ningún caso crecer por debajo del 2%?

No, como tampoco anticipo una destrucción neta de empleo.

¿Cómo se hace frente a esto?

Hay un modelo, que es el que están utilizando los republicanos norteamericanos, que consiste en una fuerte rebaja de impuestos. Yo no creo en este modelo para la economía española. El otro escenario es el que más se acerca a los planteamientos socialdemócratas y supone pasar de superávit a déficit y hacer un plan de choque con incremento del gasto social o de infraestructuras. La solución que yo propugno, que coincide con los ministros del Ecofin, es mantener la hoja de ruta. Es decir, cumplir con el Plan de Estabilidad.

¿Eso qué significa?

Que no soy partidario de una rebaja fiscal que implique una drástica bajada de impuestos como la que propugna el PP. Tampoco soy partidario de aprobar créditos extraordinarios para incrementar el gasto público en grandes infraestructuras o gastos sociales. Ante estos dos modelos cabe seguir haciendo lo que hacemos: deflactar la tarifa del IRPF, devolver a los contribuyentes 400 euros utilizando el exceso de recaudación que hemos tenido en el 2007, elevar el mínimo exento para ayudar a las familias que más lo necesitan a pagar la hipoteca o hacer frente al incremento de gasto que se haya producido. Impulsar la política de construcción de viviendas protegidas de las 100.000 previstas a 150.000 y crear líneas de crédito a través del ICO para financiar los proyectos de inversión de las pequeñas y medianas empresas. (...)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada